Navigation

This site requires flash

La guía bíblica de intercesión

La guía bíblica de intercesión por Charlotte Merschbrock “Estad siempre gozosos, orad sin cesar; dad gracias en todo, pues esta es la voluntad de Dios para con nosotros en Cristo Jesús” 1Tes.5:16-18.

I- La oración es adoración a Dios
A.    La oración es el privilegio de estar cara a cara con Dios y conocerlo más íntimamente.
Sal.27:8
Jer.29:13
Jn.17:3

B.    La revelación de Dios viene a través de una intima relación con Dios.
Jer.33:3
Jn.4:24
Ef.1:17-19

C.    Una verdadera y sincera adoración en la vida de los intercesores rechaza las estructuras falsas de la adoración.
1R.18:20-39
Ap.5:8-10

D.    Los cristianos están para tener un estilo de vida de adoración. Nosotros estamos para darle a El los primeros frutos de nuestra alabanza y acción de gracia o de aflicción, en cualquier circunstancia.
1Ts.16-18

E.    Parte de la oración y adoración a Dios es vivir como la nueva persona que El nos ha hecho. Nosotros le damos una vía de entrada a todas las cosas como personas redimidas y atamos al espíritu de oposición del mundo.
Ro.6:13
Ro.12-21
Col.3:8-10; 12-14

I-    Entendiendo la oración y la intercesión.

A.    Definición de oración e intercesión: la oración generalmente hablando, significa hablar con Dios. La oración intercesora es venir a Dios en nombre de otra persona.
B.    Intercesión es una posición, no solo una actividad.
Ex.17:8-16
Ez.22:30


C.    Todos los creyentes están llamados a interceder.
1Tim.2:1

D.    La oración a veces involucra arrepentimiento y ayuno.
Mt.9:15
Mt.17:21
Jn.1:13-14
Dn.9:1-20

E.    La oración es mantener la línea de comunicación abierta entre el Padre y nosotros.
1Ts.5:17
Ro.12:12

F.    Parte de la oración es aprender a escuchar y oír a Dios y luego predicar las cosas que escuchas de El.
Jr.27:18

G.    Los creyentes son llamados a ser “Real sacerdocio”. Nuestras oraciones e intercesiones facilitan un cambio en la tierra.
1P.2:9
Ap.1:6
Ap.8:3-5

II-    Orando con autoridad.

A.    La oración es un compañerismo con Dios. Cuando oramos Dios libera su voluntad en la tierra.
Ro.8:17
Mt.6:10 (“venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”)

B.    Nosotros estamos para aborrecer la maldad y orar en su contra con autoridad.
Sal.97:10
Sal.139:21
Pr.8:13
Am.5:15

C.    Jesús nos ha dado “las llaves del reino”; tener la llave significa tener la completa autoridad, pero además orar con permiso.
Mt.16:13-19

D.    nuestra autoridad viene directamente de Dios. El nos ha dado autoridad debido a nuestra posición como creyentes en Cristo. Creceremos en autoridad espiritual así como demostremos mayordomia y obediencia.
Mt.28:18-20
Lc.10:19-20
Lc.19:11-27
Lc.17:7-10
Stg.2:17

E.    Debemos vivir y orar contra cualquier acceso del enemigo en nuestras vidas y en las vidas de otros. Parte de la intercesión es descubrir aquellas cosas que le dan al enemigo un “pie de apoyo” u oportunidad para entrar (Ej.: romper pactos, idolatría, derramar sangre, inmoralidad sexual)
Ef.4:26-27

F.    Nosotros también tenemos que permitir que las cosas que obstaculizan la autoridad sean quitadas de nuestras vidas. Ora y pide que esas cosas sean reveladas. Si hay “gigantes ”en nuestras vidas, no podemos vencer los gigantes en la tierra(Refiérase al Libro de Números)
Pr.25:28

G.    Nuestra autoridad es conectarnos con nuestra fe.
He.4:16
1Jn.5:14-15
Stg.5:17-18

H.    Porque tenemos autoridad de Dios, podemos hablar (decreta y declarar) que se haga su voluntad.
Job22:28

I.    La sangre salvadora de Jesucristo puede curar situación. Nos apropiamos de la obra de la sangre de Jesucristo a través de una oración con autoridad.
Is.52:15
He.12:24

III-    Orando la palabra de Dios.
A.    Dios se ha revelado en la Escritura a si mismo. Podemos orar, hablar y declarar su palabra con confianza.
Is.55:11
Jer.1:9-10
Jer.23:29
He.4:12

B.    Las oraciones poderosas se centran en la Palabra y sus promesas más que en nuestros problemas y necesidades.
Ro.4:17
2Co.1:20
Col.3:1-2

C.    No siembres dos tipos de semillas en tu campo. Cuando ores palabras de acuerdo con la Escritura, no hables palabras de dudas e incredulidad en tu conversación.
Lv.19-19
Stg.1:6-7

IV-    La oración es la gran condición en la Gran Comisión.

A.    Extendemos el reino de Dios a través de la oración.
Sal.2:8
Mt.6:10

B.    Como creyentes en Cristo somos parte del ejército de oración.
Mt.11:12
2Tim.2:3

C.    Podemos amar a nuestra ciudad y nuestra nación a través de la oración. Tenemos que pedirle a Dios que revele nuestra tarea en nuestra ciudad y nación. También oramos por el propósito redentor de dios en nuestra tierra.
Jos.1:3
Num.13:1-2
Sal.48:12-14
Hch.17:16-26 (resaltando el v.16 y 23)

D.    ¡Como seguidores de Cristo tenemos victoria! El ha vencido al pecado y a la muerte. Nosotros oramos por una victoria, no por una derrota.
Ef.2:6
Col.2:15